28 may. 2012

Densidad

Los últimos días iba por la ciudad como sintiéndome sin aire, sintiendo el peso de toda la ciudad, los colectivos, autos, motos, gente, edificios, carteles; sentía que se me venían encima, como  una especie de representación cinematográfica que no tenía abolsutamente ningún fundamento lógico. No encontraba aire entre tantas cuadras, el espacio para la calle era mucho y para la vereda poco, parecía que no alcanzaba ni para unos ni para otros. Miraba para arriba buscando un poco de claridad, un poco de cielo, algo que me hiciese romper con esta especie de sensación magnificada. Como no podía ser de otra manera, no pude evitar pensar mas allá y después de algunas variables en el camino, llegue a esta idea de "densidad urbana", por lo que cuando llegué a mi casa fui a buscar unas imágenes que me acorde que tenía y que sirvieron como una especie de reflexión sobre la relatividad de ciertas cosas.
Hay veces que uno siente su realidad o determinados hechos como absolutos e imposibles que existan peores, sin embargo, siempre viene bien poder tomar perspectiva de las cosas, alejarse aunque solo fuese mentalmente, para poder tomar otra dimensión de lo que nos sucede. Tratar de comprender y abarcar el hecho, cualquiera sea este, nos hace poder usar las herramientas mas precisas para abarcarlo, desecharlo, incorporarlo o lo que fuese.
Acá  van una imágenes que tenía desde hace un tiempo, en su mayoría de edificios de Hong Kong, que muestran la densidad agobiante que se vive en algunas grandes ciudades, que genera las condiciones inapropiadas, insalubres, y caóticas en las que vive una gran cantidad de gente. Las imágenes pueden hasta hacernos perder de vista que ahí vive gente, mucha gente, con distintas culturas pero con las misma necesidades que todas tenemos. 
Las ventanas de algunos de esos monstruosos edificios que anteponen historias de todo tipo, pasan a no verse, a desmaterializarse, a perderse y confundirse con la confusión mental que genera tratar de comprender semejante escala. 
Acá el hombre desapareció de la escala comprensible, acá el hombre pareciera estar supeditado a la máquina, al sistema que indefectiblemente hace la suerte de unos y otros,  como si esos mismos que están así, no fuesen indispensables para que todo esto funcionara. 
Despues de mirar las fotos, saca la cabeza y respira.









No hay comentarios:

Publicar un comentario